SPLIT (consola de pared): estos equipos que van fijados a la pared son perfectos para negocios y locales comerciales como peluquerías, ciber-café, tiendas o cafeterías porque entre sus ventajas están las de fácil instalación, mantenimiento no tan frecuente y de poco consumo eléctrico.

Algunos puntos negativos es que no tienen un tiro de aire muy fuerte y por eso es recomendable que el área a ventilar (local) sea cuadrada y pequeña y no rectangular ya que el aire no llegaría al final del lugar.

SPLIT (consola de techo): estos equipos split fijados al techo con más potentes e ideales también para negocios o locales pequeños pero donde el personal está en constante movimiento, por ejemplo: panaderías, cocinas, taquerías, etc. La instalación también es sencilla y económica. Una posible desventaja es que su mantenimiento debe ser más constante debido a los altos niveles de energía que debe soportar en el local.

CENTRALES (compacto o tipo split usando fancoils): es un aparato mucho más costoso pero también altamente efectivo. Su diseño es perfecto para locales u oficinas que buscan un mayor confort y frescura, así como un buen nivel de decorado. Para su instalación sí es necesario que le techo tenga plafones y, además, el equipo requiere de conductos.